Hace apenas unos días en plenas fiestas de navidad se puso en contacto con nosotros un cliente que solicitaba hacer una rotulación para “ayer”, es decir para ya. Siempre procuramos satisfacer a todos los clientes que contratan el servicio de graffiti profesional y rotulación, y en este caso no iba a ser menos. Tuvimos poco tiempo para preparar todos los materiales, plantillas y pintura para su ejecución. El Sábado día 4 de Enero fuimos a hacer el trabajo de rotulación con graffiti en la Calle Preciados de Madrid (es una de las calles más transitadas de la capital).

Pintar un graffiti en una calle tan transitada tuvo un impacto publicitario brutal para la marca.

Para el trabajo teníamos que hacer muchos logos de la marca en un cerramiento de una obra. Antes de pintar el graffiti había unos vinilos que se retiraron previamente, estos estaban despegados y rotos y apenas llevaban unos días, por ello el cliente tomo la decisión de pintar el cerramiento y contratar los servicios de un graffitero profesional para rotular la superficie. Después de preparar la superficie de 30 m2 con varias capas de pintura blanca comenzamos la rotulación con graffiti.

 

Como os podéis imaginar el pintar un graffiti en una calle tan transitada tuvo un impacto publicitario brutal para la marca, mucha gente que paso hizo fotos y comento el nombre de la marca continuamente mientras se realizaba el graffiti en Madrid. En tan solo un día quedo terminada la rotulación con graffiti en el cerramiento y el cliente quedo más que satisfecho. No solo por el resultado final del mural si no también por la publicidad que obtuvo la marca por realizar el graffiti en una calle tan transitada un 4 de Enero. Si estás interesado puedes ver nuestros trabajos aqui.